miércoles, 20 de enero de 2016

Reseña: Raiders of the North Sea

Autor: Shem Phillips
Publicado por: Garphill Games
Año de publicación: 2015
Duración: 60 minutos
Número de jugadores: 2-4
Mecánica: Colocación de trabajadores, gestión de cartas




En 2014 apareció el primer título de una trilogía vikinga en Kickstarter, Shipwrights of the north sea y por culpa de su temática me interesé inmediatamente por el juego. No participé en el Kickstarter porque en general, no me gustan los crowfunding: tras éste, las críticas al primer juego de la trilogía no fueron demasiado buenas.

Así, tras las tibias críticas, en 2015 apareció este Raiders of the North Sea al que no le presté demasiada atención hasta que hace unas semanas pude jugar la copia de un amigo.

Amor a primera vista y muchas ganas de comprarlo.
Ya lo tenemos en la estantería.

Componentes.

En una pequeña caja cuadrada de cartón grueso encontramos un montón de componentes de calidad, tablero colorido, funcional y de importante grosor; un montón de meeples vikingos, fichas de recurso, 75 cartas, 16 losetas y 2 dados. Todo de excelente calidad. Y en especial, las 32 monedas metálicas. Espectaculares.

El juego

Los jugadores somos vikingos que disfrutamos haciendo lo que suele hacer un vikingo: robar, matar e ir al wallhalla tras un asalto.
El tablero presenta varias casillas de edificios llenos de recursos. Nuestro objetivo es ir asaltando esos edificios y llevarnos el botín para conseguir más puntos de victoria que los demás al final de la partida.

El juego es muy sencillo y original.

Al inicio de la partida se coloca un meeple en cada edificio y tres meeples en algunas de las casillas de acción de la aldea (otras quedan libres). Cada jugador empieza su turno con un meeple y cuando le toca jugar sólo puede hacer una de estas dos acciones:

- Colocar un meeple en una acción libre y ejecutar la acción, y  luego coger un meeple de otra casilla ocupada y ejecutar la acción. Así, cada jugador empieza el turno con un meeple y acaba con otro.

- O bien realizar un asalto a uno de los edificios. Se pagan los recursos necesarios para realizar un asalto y se toman los recursos del edificio así como el meeple del mismo. Así, se inicia el turno con un meeple y se acaba con otro. Los asaltos siempre son victoriosos y otorgan puntos de victoria según la resistencia que presenten y nuestra fuerza de ataque.

Losetas de ofrenda
Los recursos que podemos cobrar de un asalto son oro (necesario para atacar determinados edificios), hierro (necesario para aumentar nuestra fuerza con armaduras), ganado (que nos proporcionará provisiones necesarias para los asaltos) y calaveras (que provocan la muerte de uno de nuestros vikingos por cada calavera que nos llevemos en un asalto). Cada vez que cogemos una calavera sacrificamos uno de nuestros vikingos (descartamos una carta jugada) y subimos un peldaño en la pista de puntos del wallhalla (la cual dará puntos al final de la partida).

Para poder asaltar cada edificio necesitaremos un número determinado de tripulantes en nuestro barco, pagar provisiones y, en algunos casos, oro.

Algunas cartas de tripulación
En la aldea hay unas casillas de acción que nos permiten hacer acciones como: obtener recursos, dinero (con el que jugamos las cartas), realizar ofrendas a los dioses (canjear recursos por losetas de puntos) y reclutar tripulación para los asaltos. La tripulación son las cartas que iremos cogiendo a lo largo de la partida y tienen unos efectos permanentes si las jugamos en nuestro barco así como unos efectos instantáneos si las descartamos en una de las acciones disponibles en la aldea.

La partida acaba cuando sólo queda una de las fortalezas por asaltar, cuando se acaban las losetas de ofrenda o cuando no quedan calaveras en el tablero.

Opinión

Raiders of the North Sea es un juego vistoso, original y sencillo, con una mecánica principal fresca y rematadamente simple: "coloco meeple, saco meeple", a partir de la cual surge un juego que mezcla el oportunismo, la estrategia a medio plazo y la sensación de carrera trepidante por la necesidad de llegar a los objetivos antes que los demás.

Recursos. Foto BGG
De una mecánica básica, mínima, surge un juego ligero que se juega en menos de una hora pero que va a hacernos tomar más de una decisión interesante en cada uno de nuestros turnos, que son rápidos, frenéticos, intensos y sin interrupción ni parálisis alguna. Te vuelve a tocar en un minuto.

La mezcla de velocidad y sencillez nos aproxima al terreno de los fillers de tablero, pero con el añadido de tener un montón de decisiones que tomar.

Estamos ante un juego accesible que permite unir en la mesa a novatos y a jugones expertos. Más cosas positivas.

El juego ofrece una interacción inidirecta muy sutil y elegante: tenemos meeples grises, negros y blancos y en algunas casillas se exige un color determinado, así que se genera tensión por tener que dejar un meeple u otro en el tablero para que otro jugador lo coja. Además, las cartas permiten molestar a los demás jugadores de una forma un poco más directa (robandoles recursos, haciéndoles descartar, etc.).

Raiders of the North Sea escala muy bien. A dos y tres jugadores es su número ideal y es aún más rápido y divertido, con más control.  Pero a pesar de no ser su número ideal, a cuatro jugadores el juego no se estropea.

Bueno, bonito... pero no barato. No todo se puede tener. Los estupendos componentes encarecen el juego que, además, no es fácil de conseguir (la forma más sencilla es comprarlo directamente a la editorial que lo envía desde Inglaterra).

Raiders of the north Sea fue un amor a primera vista y, después de 6 ó 7 partidas, sigo muy enamorado.

Hasta la próxima reseña.



9 comentarios:

  1. Gran reseña, de acuerdo con todo! Ciertamente es un juego muy accesible, de reglas sencillas y con decisiones bastante interesantes. Espero que lo podamos jugar juntos pronto.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero. En breve lo probamos en la blackcueva.

      Eliminar
  2. Muy buena reseña, lo único malo es que nos dejas con los dientes largos XD. Saludos crack.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues parece que sí, que en la tienda de la editorial se han acabado... Ha sido sin querer.

      Eliminar
  3. Con ganas de jugar otra. Juegaco¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sencillo y con chicha. Juegaco

      Eliminar
    2. Muy buenas,

      Me atrae mucho este juego. ¿Cómo lo ves para juegarlo con chavales de 8-9 años?

      Eliminar
  4. Señor Black Meeple, no se si ha visto que esta ahora en kickstarter las 2 nuevas expansiones. Has podido probar alguna de las otras 2 que sacaron anteriormente? Merece la pena expandirlo o el juego esta bien como esta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. buenas

      gracias por avisar.
      Sí, sí lo sabñia.
      Entré en el Kickstarter la primera semana.

      A mí el juego me gusta así pero reconozco que es ligerito.
      Las expansiones aportan nuevas formas de puntuar, cosa que creo que puede estar muy bien.

      Saludos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...