miércoles, 3 de enero de 2018

Juegos pequeños, grandes juegos: Sluff Off!


En Juegos pequeños, grandes juegos hablaremos de juegos que pueden entrar en tu ludoteca sin que tengas que preocuparte por el poco espacio que te queda en las estanterías, porque abultan muy poco, pero son muy recomendables.


Autor: Stefan Dorra
Publicado por: Eagle-Gryphon Games
Año de publicación: 2003
Duración: 35-40 minutos
Número de jugadores: 3-5
Mecánica: bazas

Hacía años que tenía en mi ludoteca una copia de la antigua edición de este juego. En concreto una edición titulada "Los siete sellos", que es una de las muchas versiones antiguas de este filler que ha sido editado por muchas editoriales, con estética y títulos diversos (Wizard extreme, Zing, El sétimo sello, etc.).
La edición que tenía en mi ludoteca tenía las mismas mecánicas que todas las ediciones, pero era más fea que Mick Jagger y nunca la jugaba por ese motivo.

Cuando descubrí que el juego había sido editado por Eagle-Gryphon con ilustraciones de Kwanchai Moriya (Kodama, Capital Lux, Catacombs, etc.) no dudé ni un segundo en comprar la nueva edición y regalar mi antigua copia.
Y lo hice porque Sluff Off!, o como queráis llamarlo, es un superfiller, un juegazo de Stefan Dorra, de esos que brillan en el currículum de este autor, uno de los favoritos de la Ficha Negra.



Componentes

75 cartas en 5 series e 5 colores (numeradas del 1 al 15), 27 fichas de penalización, una ficha de saboteador y un reglamento.

Todo en la estupenda calidad habitual de Eagle-Gryphon.

El juego

En Sluff Off! cada jugador recibe 15 cartas al inicio de cada ronda. Y tras echarle un vistazo a su mano cada jugador debe pronosticar cuántas manos va a ganar en esa ronda y de qué color van a ser esas manos victoriosas.

Por cada victoria vaticinada, el jugador que pronostica sus triunfos coge una ficha de penalización del color apostado. Así, si creo que ganaré una mano roja, dos verdes y una azul cogeré cuatro fichas en esos colores.
Cada ficha que se coge supone dos puntos negativos que penalizarán a final de ronda si no te desprendes de ellas. Cada vez que ganas una mano del color que pronosticaste y tienes una ficha de ese color, te deshaces de una de esas fichas negativas. Si ganas una mano y no tienes ficha de ese color, te llevas una ficha de penalización negra que son tres puntos negativos al final de ronda. 
Así, en el mejor de los casos, vas a acertar de pleno tu pronóstico y vas a hacer cero puntos en una ronda.

Se juega una ronda por jugador, se apuntan los puntos y quien tenga menos puntos negativos al final de partida es el ganador.

Como añadido a las mecánicas habituales de cualquier juego de bazas, un jugador por ronda puede decidir no pronosticar nada y ser el "saboteador", que tiene por misión procurar que los demás no ganen las manos que vaticinaron. El saboteador empieza con cuatro puntos negativos y obtiene un punto positivo por cada ficha negra de penalización que obtengan los demás jugadores (hay seis, así que el saboteador es el único que puede puntuar positivo, dos puntos positivos exactamente).

La dinámica del juego es como la de cualquier típico juego de bazas: el que inicia la mano marca el color del triunfo. Todos los demás jugadores, por orden, deben respetar el color marcado y jugar una carta de ese color. Si no tienen, pueden cambiar el color y jugar cualquier otro, incluido el azul que siempre es triunfo. Quien gana la mano empieza la siguiente y así hasta que se juegan quince manos para completar una ronda.

Opinión

Sluff Off! es un juego de bazas de los de toda la vida con una vuelta de tuerca muy sencilla y efectiva. Con la fase de pronósticos iniciales de la ronda, el juego adquiere una dimensión espectacular. La apuesta inicial se convierte en un auténtico quebradero de cabeza y el desarrollo de la ronda en un drama, sobre todo cuando no puedes ganar las rondas que debes y te llevas las que no quieres.

Sencillez, chicha y tensión en un juego de bazas de los de toda la vida al que Stefan Dorra le ha dado un punto brutal. Superfiller.

Juego viejuno que para mi gusto es un imprescindible en su categoría, un juego que no puede faltar en tu ludoteca si te gustan los juegos de bazas. Auténtica joya que gana enteros con la nueva edición de Eagle-Gryphon, más alegre y colorida.

Brutal.

Hasta la próxima reseña.

4 comentarios:

  1. Yo el único defecto que le veo es que una mala ronda te deja practicamente fuera de la partida. Y que a pocos jugadores el rol del saboteador pierde fuelle, ya que es dificil conseguir que la gente se lleve bazas que no calculó. Pero muy divertido, eso sin duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso puede pasar, pero si la lías en una ronda también la puede liar otro en una posterior. jajajajaja

      Eliminar
  2. joer el viejo es feo de narices. Mucho mejor con dibujos cuquis jajaja.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...