lunes, 23 de abril de 2018

Partidas en febrero y marzo de 2018



Estamos acabando abril y os traigo ahora el resumen de mis partidas de febrero y marzo. Más vale tarde que nunca. 

Sigue el año con un nivel bajo de partidas: 45 en febrero y 62 en marzo. Pocas partidas y últimamente tendencia de la Ficha Negra a estrenar pocos juegos y repetir mucho a diseños antiguos (de ahí la foto de mi amado y rejugadísimo Ginkgopolis).

Últimamente muy pocas novedades me tientan. Compro poca novedad y eso se refleja también en lo que juego.

Sólo tres estrenos en febrero y seis en marzo. 

Ahí voy con mis mini-reseñas e impresiones.


 Bunny Kingdom

Juego de draft y control de áreas para el público familiar que cumple con su cometido para jugarlo en familia pero que tiene alguna laguna: a veces es obvio qué carta quedarte y además el recuento de puntos  es un dolor de muelas.

Un juego que cumple, pero que no brilla. Siempre esperas más de Richard Garfield.

Jet Set

Ticket to Ride con un toque económico. Juego de crear rutas en el que necesitaremos dinerito para poder colocar nuestros aviones en el tablero. El dinero escasea y siempre vas con el culo apretado. Además, el componente carrera (el final de la partida se dispara cuando alguien completa una ruta especial) le da un toque de tensión interesante. Aunque no triunfó en el grupo a mí personalmente me gustó y estoy deseando repetir.


Clank in Space!

Remake del Clank con mismas mecánicas y alguna capa extra para darle profundidad y nueva chispa. Tablero modular y nuevos subtipos de carta para potenciar la construcción de mazo son las nuevas características principales en este juego que os gustará si os gustó su predecesor. 

Clank para jugones.


Esbirros

Otro juego familiar con dosis de puteo y mucho caos interactivo y divertido. Gestión de cartas con un toque de mayorías que gustará en casa si soportáis algo de interacción dañina.





Summy

Juego que compré de segunda mano para que mis hijos hiciesen operaciones mecánicas básicas y ha sido una pequeña sorpresa. No esperaba demasiado pero es un juego sencillísimo que funciona muy bien a dos jugadores o por equipos. Operaciones matemáticas básicas con gracia.


Escape: the curse of the Temple

"Tontá" de juego tiradados en tiempo real. Cooperativo frenético que no es para todo el mundo pero que, jugado con el grupo ideal, puede ser una experiencia tremendamente divertida. 

Personalmente me gusta mucho y con los críos lo hemos pasado muy bein, aunque también nos hemos estresado bastante (esa fue su reseña).


Andromeda

Viejunada de Alan R. Moon de 1999. Mayorías, colección de sets y, sobre todo, una fase de negociación que es lo que hace brillar el juego con un sistema similar a Capitol.
Andormeda me parece un buen diseño pero con algunos defectos que debieron pulirse en su momento. El juego tiene muchas variantes y retoques de funcionamiento que se publicaron después de su edición para subsanar o pulir aspectos que no acababan de encajar bien. Aún así, es una viejunada que se va a quedar en casa.

Pictomania

Fantástico party game de Vlaada Chvatil que vuelve a demostrar que es y será el autor más versátil del panorama lúdico. Lo mismo te plancha un huevo que te fríe una camisa, capaz de inventar un quemacerebros brutal que un party descojonante. Vlaada rules.




Secret Hitler

Mi juego preferido de los descubiertos estos dos últimos meses. Estupendísimo juego de roles ocultos que pule muchos defectos de otros diseños con la misma mecánica. 

Hasta diez jugadores pueden jugar y disfrutar una partida de Secret Hitler, un juego que se rumorea que va a ser editado en español por Devir. Esperemos que así sea porque ahora mismo es difícil de conseguir y lo es total y absolutamente recomendable.

Si os gustan los juegos de roles ocultos Secret Hitler es un imprescindible.

Hasta aquí los descubrimientos de estos dos últimos meses. 

Hasta pronto y jugad mucho.

martes, 3 de abril de 2018

Funattic Channel el podcast episodio 11: "Dejad que los muggles se acerquen a mí"



Con un poquito de retraso anunciamos el capítulo 11 de vuestro podcast favorito.


Echadle un vistazo si se os ha olvidado hacerlo en vuestras merecidas vacaciones.


Lo tenéis aquí en youtube y aquí en ivoox.

En este episodio hablamos de grandes juegos de diferentes estilos como Coyote, Ginkgopolis, Santa Maria; Neue Heimat, Claim, Esbirros, Age of Discovery, Super Rhino, Pictomania; Tao Long y Cacao.

Esperamos vuestras opiniones. Opinad, que por ahora es gratis.


jueves, 15 de marzo de 2018

Funattic Channel el podcast episodio 10: ¡Yes Extender!


Ya está a vuestra disposición el nuevo episodio del podcast. Podéis verlo en Youtube aquí o escucharlo en ivoox aquí.

En este capítulo hablamos de Chinatown, Lancaster, Secret Hitler y Rococó, y retomamos la sección "la lista" con unas cuantas propuestas de expansiones interesantes que enriquecen los juegos base.

Echadle un ojo (o una oreja) y opinad si os apetece.

Hasta el próximo episodio.


viernes, 2 de marzo de 2018

Funattic Channel el Podcast episodio 9: el rostro de la traición


Ya tenemos otra vez en antena un nuevo episodio de vuestro podcast favorito.

Podéis verlo en youtube aquí o escucharlo en iTunes y en ivoox aquí.


En este episodio hablamos de lo que hemos jugado, en especial de Paolo Mori, hacemos un repaso a la agenda de próximos eventos, tenemos la sección del experto con una mini reseña de Ethnos y despedimos el programa con algo diferente.


Opinad, que es gratis.

Esperemos que os guste.

sábado, 17 de febrero de 2018

Reseña Ponzi Scheme. Vacaciones Santillana.


Autor: Jesse Li
Publicado por: 2Tomatoes en español
Año de publicación: 2015
Duración: 60-90 minutos
Número de jugadores: 3-5
Mecánica: económico, colección de sets y negociación

De vez en cuando aparece en el panorama de los juegos de mesa algún diseño que todo el mundo desea. Una ola de "hype" invade el mercado y todo el mundo habla de ese juego que quiere comprar como sea (a menudo sin conocerlo), pero que desgraciadamente es imposible encontrar a la venta.
El hecho de que esté agotado aumenta el deseo y el juego empieza a cotizarse a precios increíbles en los mercadillos.
Todo eso ocurre hasta que alguien reedita el juego y entonces las ventas se disparan, igual que las reseñas y opiniones.
Eso es, más o menos, lo que ha pasado con Ponzi Scheme hasta que 2Tomatoes lo ha publicado en español hace unas semanas. 

Vamos con mi opinión sobre el juego.

¿Qué es Ponzi Scheme?

Carlo Ponzi fue un inmigrante italiano más listo que el hambre que llegó a EEUU en la década de 1920. El amigo Carlo inventó una forma fácil de ganar dinero: se trataba de convencer a la gente para que le diera su pasta, para invertirla, y devolverla con ganancias. Así, cobraba mucho dinero y devolvía la mitad de la inversión a las pocas semanas, según lo prometido, para generar confianza y obtener nuevos "inversores". Luego devolvía parte de las presuntas ganancias obtenidas con parte del capital de los nuevos inversores. De esta manera, el tipo iba ingresando dinero a espuertas gracias a la aportación de  más personas. Y ahí estaba el truco: no dejar nunca de tener gente que le diese su dinero.El sistema sólo podía mantenerse si no paraban de entrar billetes. Necesitaba cada vez más estafados, de ahí el nombre de estafa piramidal, la cual se derrumba cuando ya no hay dinero fresco de nuevos estafados.

Foto BGG

Componentes

Un tablerito, 72 cartas de crédito, 60 losetas de industria, 5 tableros individuales de tiempo donde colocar nuestros créditos, 5 pantallas, una loseta de jugador inicial, dinero de papel, una billetera y 4 losetas de lujo.

Todo de una calidad correctísima si bien, el dinero de papel (necesario que sea de ese material en este juego) pone un poco de los nervios porque se está utilizando constantemente.

Componentes correctos, sí, pero desde luego nada que justifique los 55€ que vale.
Muchos dirán que hay que pagar las licencias y demás historias jurídico-empresariales, pero eso a mí, como consumidor, me importa un pimiento. Este juego, por componentes, no vale lo que te piden.

El juego.

Al inicio de cada turno, cada jugador va a coger una loseta de industria de uno los cuatro tipos existentes.

Además de por dinero y por las losetas de lujo que hayamos podido comprar, las losetas de industria es lo que principalmente va a dar los puntos de victoria al final de la partida según una escala de puntos (1,3,6,10,15, etc. PV por 1,2,3,4,5, etc losetas de un tipo de industria).

Tras coger una loseta de industria, cada jugador debe coger una de las nueve cartas de crédito que hay en el tablero central. Las cartas de crédito indican, cuanto dinero recibimos de inmediato, cuánto dinero debemos devolver cada vez que se nos reclamen intereses y en qué lugar de nuestro tablero del tiempo debemos colocar la carta. Cuanto más lejos más tardaremos en pagar los intereses.

Foto BGG

Las cartas de crédito se ordenan de menor a mayor en las tres filas y los jugadores sólo pueden coger carta según la loseta que hayan elegido ese turno. Si es su primera loseta de ese tipo debe puede coger de la primera fila, si es la segunda de un tipo deberán coger de la segunda fila y si es la tercera de la última. 

Después de que todos los jugadores hayan elegido una de las losetas de industria, por orden de turno, cada jugador puede negociar en secreto la compra de una loseta de otro jugador. Para ello, cogerá la billetera y hará una oferta secreta a otro jugador. El jugador al que se le hace la oferta comprueba el dinero ofrecido y decide si acepta la transacción o bien devuelve el doble del dinero ofrecido y es él quien compra una loseta de quien pretendía quitársela.

Una vez todo el mundo ha podido hacer una oferta si así lo desea, se pasa el marcador de jugador inicial al siguiente jugador, y el nuevo jugador inicial elimina una de las nueve cartas de crédito que hay en el tablero. 

Hay dos tipos de cartas de crédito, las que tienen un oso dibujado y las que no. Si hay al menos tantas cartas de oso como número de jugadores, el mercado revienta. Si ha petado el mercado la rueda de tiempo avanza dos pasos, si no ha petado sólo avanza uno.

Foto iMisut

Tras mover la rueda del tiempo cada jugador paga los intereses de las cartas que pasen por el punto inicial de la rueda (la flecha roja). 

Si alguien no puede pagar los intereses es eliminado de la partida y ésta finaliza. Entonces se suman los puntos por las losetas de industria, por el dinero y por las losetas de lujo, si alguien tiene (estas losetas se pueden comprar en lugar de hacer una oferta de compra de losetas de industria).

Opinión

Ponzi Scheme es un juego de negociación (poca), de faroleo (poquísimo) y de colección de losetas que se explica en 10 minutos y se juega en algo más de una hora.

Parece ser que a la gente le pirra eso de ver que no llegas a pagar tus créditos y lo guay que es que alguien pueda petar en cualquier momento y no pueda pagarlos, acabando así la partida y disparándose la puntuación final.

Y sí, eso es quizá lo más gozoso del juego: ver quien va a ser eliminado. Todo lo demás es tedioso e insoportable. Se supone que la gracia del asunto está en esas negociaciones clandestinas en las que le ofreces en secreto un dinero a alguien por comprar su puntos de victoria (losetas de industria) y el tiro te puede salir por la culata porque te haga una contra-oferta que te haga perder una de las tuyas. Guaaaaauuuuuuuuuu, tre-pi-dan-te. Pues no. 

El resto del juego es intentar coger la carta de crédito óptima (la que te permita pagar menos intereses, en más tiempo o ambas cosas) e intentar sobrevivir un turno más.

Y en esto el juego también cojea. Aunque algunos digan que las cartas están equilibradas y no hay mucha diferencia entre ellas puede pasar, y a mí me ha pasado, que muchos jugadores se lleven cartas muy benévolas y otros pillen créditos duros. Porque cada vez que alguien coge su carta de crédito del turno se saca una nueva y se reordenan todas. Puede ocurrir a veces que hay en oferta en las líneas del tablero cartas muy duras y cada turno van saliendo créditos ligeros, hasta que a algún desgraciado le toca uno de toma pan y moja.

Como he dicho muchas veces, casi todos los juegos son grupodependientes, unos más que otros, y Ponzi Scheme lo es mucho. Estamos ante un diseño no apto para todos los públicos porque tras una explicación sencilla se esconde un concepto extraño para muchos y que requiere que entren en el juego de las ofertas clandestinas, que es lo que permitirá comprar losetas de industria.

Personalmente no creo que Ponzi Scheme sea un mal juego, pero desde luego está a años luz de ser el fantástico producto que lo ha convertido en objeto de deseo de muchos. 

En mi opinión es un juego muy grupo-dependiente, con un precio excesivo, con un concepto que no encaja con todo el mundo, que escala realmente mal y que promete risas por el faroleo y la negociación, pero que luego se queda en más de sesenta minutos insufribles haciendo cálculos mentales para ver cuánto puedes ofrecer para comprar y poder seguir pagando tus intereses sin ser eliminado. Sumar y restar, nada más. Y para eso ya pago mis autónomos cada trimestre.


Puestos a hacer cálculos, me compro un cuaderno de ejercicios y lo dejo cuando quiero, sin necesidad de tener que aguantar más de una hora de sopor por respeto a los compañeros de mesa.
Nunca más.

jueves, 15 de febrero de 2018

Funattic Channel El Podcast episodio 8: el efecto 2000


Ya han pasado quince días desde el último podcast y aquí nos tenéis de nuevo. Como un reloj. 
Esta vez celebrando que el canal Funattic Channel llega a los 2000 suscriptores con un programa especial fuera de la Blackcueva, en la tienda Gigamesh que nos ha tratado como reyes.

Echadle un ojo y animaos a suscribiros y a darle al me gusta, a ver si podemos hacer una nueva performance con público cuando lleguemos a los 3000 (?).

Espero que os guste el vídeo si nos veis en youtube (AQUÍ) o si nos escucháis en ivoox (AQUí) o en itunes.

Personalmente prefiero el vídeo por las estupendas cortinillas que hace Nano.

Comentad lo que queráis, porque necesitamos comentarios para nuestra sección "El consultorio".

Hasta el próximo podcast.

lunes, 5 de febrero de 2018

Partidas Enero 2018


Muy flojo ha empezado este 2018. Se veía venir porque a mediados de mes llevaba una triste partida.
30 partidas y 10 estrenos que paso a comentaros con el formato habitual de micro-reseña.

Chimere

Juego de colocación de losetas y colección de sets editado en español por Last Level. Juego estresante porque todos juegan a la vez e interactúan a la hora de coger losetas y colocarlas en su propio tablero (o en el de los demás).
No es una maravilla de diseño pero funciona muy bien con los más pequeños. 



Boomtown

Faidutti y Cathala juntos viene a ser un dúo Kramer y Kiesling de serie B (o Z) y afrancesado, es decir, con más apariencia que juego.

Y en Boomtown de nuevo no defraudan, porque el juego no tiene ni apariencia ni chicha (es muy feo y además muy tontuno).

Subastas y dados al estilo  Machi Koro o Catán. Muy olvidable.

Exit, la tumba del faraón

Estrené expectante este juego con ganas de evaluar si era mejor que los Unlock, que me gustan mucho. 

Por desgracia, la idea del "scape room" está muy bien implementada, pero los acertijos me parecieron muy fríos y fuera de tema. Es un sudoku, sin alma. Aunque las comparaciones son odiosas, Unlock gana por goleada.

Estoy a la espera de estrenar el Exit de la cabaña abandonada, que comentan por ahí tiene unos acertijos mejor implementados.

American rails

Juego de subastas, acciones y creación de rutas muy bien hecho y con bastante chicha. Tengo que reconocer que es un juego muy bien parido pero desgraciadamente a mí estos diseños no me ponen nada.  

Así que sólo repetiré en extrema necesidad lúdica.


Photosynthesis

Juego abstracto con un tema muy bien implementado y con mucha más chicha de lo que parece. Sencillo y original pero con su qué.

Como la mayoría de abstractos tiene el problema de la rejugabilidad, porque las partidas son lo que son: hay que hacer lo que hay que hacer y no hay muchas variables.

Me parece un buen juego en su categoría aunque no va a entrar en la ludoteca blackmeepleiana.


Sentient

Juego de dados con mayorías y colección de sets más feo que Picio, que no está nada mal. Sencillo y con chicha. Hay ganas de echarle alguna partida más. Eso sí, 46 euros por un juego ligero y así de feo no los pago ni después de una noche de juerga. 


Raiders of the North Sea. Fields of Fame

Primera de las nuevas expansiones de Saqueadores del Mar del Norte. 
Esta Fields of Fame nos trae una expansión para el tablero principal con nuevas localizaciones que arrasar y una nueva forma de puntuar: la fama.

Cada vez que arrasemos una localización por encima de su valor total recibiremos puntos de fama dependiendo de lo bestias que hayamos sido. Cuanto más, más puntos de fama. Al final de la partida según nuestra posición en la pista de fama obtendremos puntos de victoria (como en la pista de las walkirias o en la de la armadura).

Además, la expansión aporta los Jarl, vikingos cafres que defienden las localizaciones. Así, en la preparación salen al azar nuevas fichas de Jarl que se colocan en las localizaciones junto al oro, el hierro y las walkirias. Cuando arrasamos una localización con ficha de Jarl deberemos enfrentarnos a uno de estos vikingos por cada ficha en la localización. Ante esos vikingos (una carta sacada al azar de un mazo especial) podemos huir (perdemos fama), podemos matarlo (hiere a nuestra tripulación y obtenemos bonus por matarlo) o podemos reclutarlo (nos hiere y nos da puntos de victoria al final de la partida).

Raiders of the North Sea. Hall of Heroes.

En esta expansión aparece una nueva localización en la que podemos conseguir vikingos (a la mano), monedas y fichas de hidromiel que sirven para aumentar la fuerza de nuestros vikingos en los asaltos.

Además, cada vez que una localización es arrasada se rellena con una loseta de misión ("quest")  que podemos obtener descartando cartas de la mano por el valor de la loseta de misión. Las losetas dan bonus inmediatos y puntos al final de la partida según el número de losetas que obtengamos.

Las dos expansiones le dan al juego mucha más profundidad, más opciones y, por contra, mayor duración. Pero desde mi punto de vista, alargar la partida merece la pena.

Muy recomendables ambas.

Pixie Queen

Juego de colocación de trabajadores muy bien hecho y con interacción que, además, tiene alguna que otra mecánica muy original. Aunque me gustó, no me entusiasmó de primeras, así que está en el hilo de venta a la espera de que una segunda partida me haga cambiar de opinión.

Si alguien se lo lleva antes de que lo juegue de nuevo habrá pasado a mejor vida.


Wendake

Decía antes que Pixie Queen gustó pero no encandiló y que se marchará si lo compra alguien antes de que le dé una segunda partida que me haga cambiar de opinión.

Con Wendake me ocurrió algo similar: jugué una primera partida que mostraba que ahí había un buen juego, pero no me entusiasmó. Unos días después le di otra partida y el juego fluyó y me encantó. Partidaza mítica con disputa, interacción y mucha tensión.

Wendake es un juego de aroma clásico, con interacción y una mecánica de selección de acciones muy original y que te hace darle al coco. 
Además, el sistema de puntuación al estilo Knizia le da mucha salsa y te obliga a compensar las cuatro pistas de puntuación (emparejadas al azar de dos en dos al inicio de partida, pero sólo puntúa la menor de cada pareja).

Wendake ha sido uno de los grandes descubrimientos de Essen, uno de los mejores juegos descubiertos en los últimos meses.

Gran diseño.

Y hasta aquí mis pobres estadísticas de enero y las mini-reseñas de los descubrimientos recientes.

Hasta la próxima. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...